La Puerta - La Revista - Recomenda2 - Recopila2 - Guia2 - El Buscador
 
 
  Recopila2  
         
Viena, la capital del vals
   
  Pasear por Viena es como introducirte en los acordes del "Danubio azul" y bailar a través de ellos por la ciudad. Las calles son grandes, los edificios monumentales. Ver como recorren las avenidas de la ciudad los tranvías, junto a los coches, recuerda épocas pasadas. Los parques son grandiosos, las múltiples estatuas de músicos y escritores revelan el pasado cultural de la ciudad, el Prater, con su famosa noria, las plazas, que recuerdan la época imperial, Viena
Palacio Imperial de Hofburg.
Fuente Wikipedia.
  el Palacio de Schönbrunn, con la sala naranja y construido a escala del de Versalles, su famosa Escuela de equitación, el Palacio Belvedere, ... Viena.
   
 

Alojamiento en Viena

Si quieres contemplar todas las bellezas que tiene Viena por ofrecerte, una de las opciones de alojamiento más recomendables es alquilar un apartamento para sentirte como en casa e incluso poder cocinar tus comidas y ahorrar al no tener que comer fuera.

         
  la información    
       
Los orígenes de Viena se remontan a un asentamiento celta situado donde actualmente se extiende la urbe. En el siglo XIII pasó a depender de la famosa dinastía de los Habsburgo; tras ganar a los turcos en 1683 florece la ciudad de Viena. Se construyen inmensos palacios para la Corte y ya en el siglo XVIII era toda una ciudad imperial. Tras la Primera Guerra Mundial decayó el poder de los Habsburgo y Viena dejó de ser capital imperial. En los años siguientes, la llamada "Viena Roja" (gobierno municipal) luchó por los intereses sociales de la urbe. La Alemania nazi anexionó Austria pero tras la derrota de Hitler en 1945, el territorio quedó bajo control aliado. En 1955 Austria, y por tanto Viena, recobra su independencia y se declara estado soberano.

Viena es una ciudad grandiosa, una ciudad imperial, que alberga numerosos monumentos, museos, palacios y parques. Vivieron en esta ciudad Beethoven (en Pasqualati Haus, entre otros lugares), Mozart (en Viena compuso Las bodas de Fígaro), Freud (en cuyo museo se conserva la sala de espera donde Freud recibía a sus pacientes intacta), Schubert, Strauss... todos ellos grandes personajes de la historia. En el Cementerio central se encuentra el sepulcro de Strauss y una estatua en su honor, en la que aparece tocando el violín, en el Kursalon, donde hace 100 años la familia Strauss tocó sus mejores conciertos. Es raro no ver en una calle del casco antiguo una iglesia o una mansión barroca que recuerde a las épocas de auge musical y cultural de la capital austriaca, destacando el Palacio Belvedere, La Escuela de Equitación de Invierno o la Prunksaal.
Paseando por Viena al son de un vals que ronda por nuestra cabeza sin quererlo, nos situamos en la Plaza del Ayuntamiento. En ella, un precioso edificio lleno de ventanas y con una iluminación nocturna espectacular se levanta como consistorio. En la plaza y alrededores, en las noches de verano, se ofrece cine al aire libre y unos puestos con comidas de diversos lugares del mundo, sin olvidarnos de la cerveza austriaca, claro, lo que le da a la plaza un ambiente realmente amigable.
La parte céntrica de Viena está recorrida por un anillo que, recorriéndole, te va ofreciendo lugares interesantes para visitar. Partiendo ya del ayuntamiento, casi en frente, nos encontramos el edificio de la Ópera, que se inauguró en 1869 con el Don Giovanni de Mozart y en el que hay que destacar el magnífico auditorio y el escenario, equipado con las más altas tecnologías. Una anécdota curiosa es que los arquitectos que la diseñaron se suicidaron al recibir fuertes críticas, debido a que la construcción no era tan grandiosa como el edificio de la ópera de París. Dicen que el emperador Francisco José, muy afectado por lo sucedido, no volvió a criticar ninguna obra más y repitió hasta la saciedad en las inauguraciones: "Fue un placer. Me gustó mucho".

Dejando atrás este edificio neorrenacentista, continuamos por nuestro particular "rodeo" y encontraremos, más adelante, la Universidad y tras pasar uno de los numerosos parques el Parlamento austriaco. El edificio es de estilo neoclásico y de unas dimensiones inmensas. Las dos rampas que dan acceso a la puerta principal están flanqueadas por estatuas que conmemoran hombres de estado griegos y romanos. En el centro, anteponiéndose al edificio hay unas esculturas de bronce, Los Domadores de Caballos. Continuamos y tras dejar a un lado una de las casas en las que vivió Beethoven y caminar dejando inmensos parques atrás y el Danubio fluyendo a nuestra izquierda, estamos frente al Kursalon y la Capilla de Johann Strauss, en bronce, en medio de grandes jardines en los que destacan fuentes de piedra que dan un aspecto frío e inmortal. Por último y acabando ya nuestro giro por el anillo vienés, que va cambiando de nombre dependiendo de la zona que atraviese (Schubertring, Opernring, Burgring...), tenemos ante nosotros dos enormes bloques de cemento, a un lado el Museo de Historia Natural y al otro el Museo de las Ciencias, ambos rodeando la Plaza de Maria Teresa, la emperatriz que rigió en Austria durante seis años.
Un edificio destacado por su historia y por su prestigio es el Karlskirche. Esta iglesia se construyó por mandato del emperador Carlos VI, que prometió que tan pronto como la ciudad se viera libre de la epidemia de peste que asoló Viena en 1713, él levantaría un templo dedicado a San Carlos Borromeo, patrono de la lucha contra la peste. La construcción es barroca y en ella destacan las dos columnas imitación de las trajanas en Roma y la gigantesca cúpula.
Y para acabar con el centro de la ciudad, hay que reseñar la Catedral de San Esteban y el Palacio Imperial. La Catedral constituye el alma de la ciudad y en ella descansan la mayoría de la familia Habsburgo, en el altar mayor. Hay que destacar el techo (cubierto por unos 250.000 azulejos restaurados tras la Primera Guerra Mundial), la aguja que copa la iglesia, la campana (construida con los restos fundidos de los cañones que abandonaron los turcos) y como dato curioso, el Cristo del dolor de muelas que hay en el interior, en torno al cual gira la leyenda de que todo el que osa reírse de su nombre acaba con los mismos dolores que dan nombre al cristo. Y en cuanto al palacio, situado curiosamente en el centro de la urbe, son célebres los salones y habitaciones del ala leopoldina del palacio que los presidentes de la República ocupan, desde 1947,como residencia oficial, así como los apartamentos imperiales en los que residieron Francisco José y Sissí, aquellos en los que habitó el zar Alejandro I Romanov durante el Congreso de Viena.
Ya más en las afueras de la ciudad hay que destacar dos elementos principales tanto en la arquitectura como en la historia de Viena: el palacio Schönbrunn y el Belvedere.
El Palacio Schönbrunn fue la última residencia veraniega de los Habsburgo. En el interior destaca los acontecimientos políticos, culturales y festivos que se llevan a cabo (en la sala naranja es posible presenciar un concierto en el que se escucharán las mejores piezas de Mozart y Strauss, lo cual merece la pena dado el marco y el contexto). Y en el exterior es recomendable admirar el Museo de Carruajes, el Teatro de Marionetas y los jardines de palacio con sus fuentes, estatuas, senderos y laberintos. Destaca, además, el Zoo, fundado en 1752 por Franz Stephan -el más antiguo del mundo- y la Casa de las Palmeras, un bonito invernadero tropical que posee una gran variedad de plantas exóticas.
Y por último, el Belvedere, lugar grandioso y de tremendo prestigio en el país y en su capital. El conjunto artístico consta de los dos palacios Belvedere, convertidos en museo, y de otro llamado Schwarzenberg, transformado en hotel. Mandado construir por Eugenio de Saboya tras la ya consabida derrota de los turcos, los dos palacios principales están unidos por unos jardines que se encuentran divididos en tres niveles que representan diversas alegorías (el nivel inferior representa el dominio de los cuatro elementos; el central, el Parnaso; y el superior, el Olimpo). Los museos que albergan son el Museo de Arte Barroco Austríaco, el Museo de Arte Medieval Austríaco y la Galería de Arte Austríaco.

Y ya en lo que a compras, gastronomía y curiosidades se refiere, hay que decir que no debe sorprender si en una tienda o restaurante atienden antes a las llamadas Frau Doktor (esposas de un doctorado en alguna materia) ya que los títulos y la situación social son importantes en el país. Y si se tiene la oportunidad de brindar con un simpático lugareño, la palabra a decir es ¡Prost!
La cocina austriaca, aunque rica y variada, no destaca por algo en especial como pudiera ser la italiana o la francesa, o incluso la española. La cultura de los cafés está muy extinguida y conforma un elemento indispensable en la sociedad vienesa. El café vienes cumple diversa funciones por lo que conviene saber cómo influyen en la vida de los ciudadanos. El primer Café (entendiendolo como lugar, no como bebida) abrió sus puertas...tras la derrota de los turcos y fueron extendiéndose estos lugares de reunión gracias a que los doctores, abogados, licenciados, políticos y artistas los elegían para llevar a cabo sus tertulias.
Comprar en Viena es un placer ya que la mayoría de las tiendas se agolpan en zonas peatonales y porque además, la mayor parte de los objetos más interesantes son de pequeño tamaño y por tanto, fáciles de transportar. Destacan los dulces (exquisitos), la artesanía austriaca o las ediciones antiguas de libros escritos por Freud o Rilke (recomiendo la librería Georg Prachner, centro de información vienes y una de las mejores librerías). Algo curioso es un vino dulce llamado Eiswein porque se recoge tras la primera helada.
Tras esto ya no queda más remedio que ir a disfrutar de la ciudad y bailarla a través de un vals, a poder ser el Danubio Azul. Anímate y baila.

 

   
 
   
GUÍAS E
INFORMACIÓN
     
 
   
 
   
ACTIVIDADES
     
 
 
  • Viennale (inglés-alemán) Toda la información sobre el Festival de Cine Internacional de Viena.
  • Universität Wien (inglés) Universidad de Viena
 
     
     
El menú de OcioTotal
La Puerta - La Revista - Recomenda2 - Recopila2 - Guia2 - El Buscador





Suscríbete
Pon tu email en el recuadro y recibirás, GRATUITAMENTE en tu correo, toda la información que genere el equipo de redacción de OcioTotal.
El Buscador
Audio y Video
Nuestra Web, contiene clips de audio y vídeo en diversos formatos. Para disfrutar de ellos debes tener instalado alguno de los siguientes programas
free player media_player.gif quick_time4.gif