La Puerta - La Revista - Recomenda2 - Recopila2 - Guia2 - El Buscador
 
 
  Recopila2  
 
La Ruta de la Plata
     
El poniente español cuenta, desde tiempos remotos, con una alternativa turística y cultural que no pueden pasar por alto los amantes del paisaje y la cultura española. Denominada "Ruta de la Plata", esta vía de comunicación pone en contacto lugares tan diferentes como son los andaluces y los asturianos a lo largo de los más hermosos paisajes castellano-leoneses. Se dice que la Ruta de la Plata es "un nexo de unión entre dos destinos y un suelo: la verde y frondosa España del norte y los recios predios de la Meseta y el sur andaluz".
       
  la información    
     

Los caminos que componen la "Ruta de la Plata" fueron utilizados en tiempos remotos por los tartesos para impulsar el comercio. Más tarde serán las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma las que utilizarán esta vía también con fines comerciales. Pero no por esta finalidad la ruta tiene el sobrenombre de "plata". Su denominación proviene de las lenguas latina y griega donde "Plata" significaba vía pública y ancha.
Los islamitas fueron el siguiente pueblo que utilizó la ruta pero, en esta ocasión, con fines bélicos y, pasada esta época y hasta la llegada del ferrocarril, fue una vía crucial para la economía local.
Esta ruta, en la que aún se conservan puentes construidos en época romana, une Extremadura, Andalucía y Asturias cruzando la provincia de Castilla y León, comunidad en la que la vía cobra una mayor relevancia debido a la belleza y extensión de la autonomía.

 
   
LA RUTA DE LA PLATA EN CASTILLA Y LEÓN
     
 
  La Ruta se convierte en castellanoleonesa al llegar a la Sierra de Béjar. Tras pasar el puerto se llega a la ciudad de los Duques a los que Cervantes dedica su "Quijote". Béjar da paso a Montemayor del Río, Miranda, Mogarraz y San Martín, ciudades que preside el monasterio de la "Virgen del Castañar". A continuación el viajero tendrá ante sus ojos un pueblo medieval con calles empedradas por las que corre el agua como si de un manantial se tratase. Este no es otro que Candelario, pueblo conocido por tradiciones como la que se celebra el segundo domingo de agosto: "Una boda a la antigua usanza". Son los propios vecinos los que le harán disfrutar, al convertirse en actores por un día, de una boda del siglo XIX: ellos con sus trajes de "choriceros" y ellas con sus trajes de "candelaria", "uno de los más bellos trajes del país", hacen que Candelario sea uno de los lugares más auténticos del país. Prosiguiendo la ruta se llega a La Alberca, pueblo típico por sus plazas y por las fachadas de sus casas. Siguiendo las llanuras del Tormes encontraremos a nuestro paso Salvatierra, Aldeavieja y Guijuelo donde es conveniente parar a saborear el jamón ibérico de Denominación de origen "Guijuelo". Así llegaremos a un lugar plagado de conventos y monasterios con un amplio contenido cultural, Alba de Tormes. Una vez pasado el puente medieval de 22 ojos encontraremos el Patrimonio de la Humanidad, la capital "Charra". Recorrer Salamanca es recorrer la historia del arte y por ello es recomendable que ninguno de sus rincones sean olvidados por el viajero. Monumentos, calles, casas y gentes de la ciudad constituyen un conjunto cultural inigualable.
La ruta continúa por La Almuria y Villanueva del Cañedo tras los cuales entramos en las tierras zamoranas denominadas "del pan y del vino". Así, sus bodegas se han convertido en algo típico de pueblos como El Perdigón, Fuentelcarnero, Corrales o Morales del Vino.
Tras pasar Arcenillas y Casaseca de las Chanas llegamos a la ciudad amurallada de los templos románicos, del Duero y del puente de hierro. Indudablemente se trata de Zamora. Cercanos a esta se encuentra Montamarta, San Cebrián de Castro, las ruinas de Castrotorafe, Riego del Camino y Moreruela, en cuyo monasterio se establecieron los primeros monjes cluniacenses españoles.
Al dejar a la derecha la Tierra de Campos, el viajero tendrá ante sus ojos el llamado "paraíso de agua y paz", Villafáfila. El trayecto continúa por Santovenia del Esla, Villaveza del Agua, Barcial del Barco y Castrogonzalo. Llegaremos, de este modo, a Benavente donde "si buena es la villa mejor es la gente". Esta ciudad, perteneciente a la familia Pimentel, posee un conglomerado de cultura que junto con su festividad del "toro enmaromado" y su gastronomía hacen de ella una lección de historia.
Los siguientes puntos de la vía son San Cristóbal de Entreviñas y Santa Colomba de las Carabias. Allí, la ruta se desvía hacia el oeste (antigua Astúrica Augusta) por donde llegaremos al siguiente destino, Pobladura del Valle. Este pueblo es característico por sus bodegas típicas, sus dulces y su sencillo conjunto cultural. Y es esto, lo que, junto con su buena gente, hará que la estancia del viajero sea difícil de olvidar.
Continuando con el recorrido conoceremos Alija del Infantado, Laguna de Negrillos, Jiménez de Jamuz, Valencia de Don Juan y La Bañeza, "centro comarcal con interesantes carnavales y festejos populares". Pocos kilómetros nos separan del siguiente punto de la ruta: la capital de la Maragatería. Astorga, fundada en tiempos prerromanos, posee notables monumentos entre los que cabe destacar la obra de Gaudí ("El Palacio").
Siete son los pueblos integrados en la Vía de la Plata que tendrán que recorrerse hasta llegar a la siguiente capital, León, Castrillo de los Polvazares, San Román y San Justo de la Vega, Hospital, San Martín, Villadangos y Valverde. La llamada "Legio Sèptima Geminia Día Félix" (León) es destacable por sus monumentos, su catedral y el Barrio Húmedo, lugar en el que se conservan un gran número de tradiciones.
Poco a poco vamos ascendiendo hacia el final del trayecto castellanoleonés. Para ello visitaremos La Robla, Puente de Alba, La Venta, Villaquilambre, Carvajal de la Lengua y Cabanillas. Así entraremos en los Picos de Europa donde, en Pola de Gordón, comienza el Puerto de Pajares. En esta comarca visitaremos Peredilla, Huergas, Vegas, Santa Lucía, Ciñera, Vegacervera y Valporquero. De este modo un parador divide Asturias y León en cuyos montes la ruta deja de ser castellanoleonesa.
Durante este trayecto entre montañas, valles y páramos el viajero estará cansado de caminar y agotado de observar. Pero no podrá negar que ha merecido la pena debido al gran contenido cultural de la vía. Y, es que, la Ruta de la Plata hace del oeste de la "vieja piel de toro" un lugar merecedor de visita, inolvidable y digno de admiración.
 
     
   
     
  Enlaces  
 
   
Sobre la Ruta de la Plata
     
 
  Todos en castellano  
     
   
   
Enlaces relacionados
     
 
   
     
     
     
El menú de OcioTotal  
La Puerta - La Revista - Recomenda2 - Recopila2 - Guia2 - El Buscador





Suscríbete
Pon tu email en el recuadro y recibirás, GRATUITAMENTE en tu correo, toda la información que genere el equipo de redacción de OcioTotal.
El Buscador
Audio y Video
Nuestra Web, contiene clips de audio y vídeo en diversos formatos. Para disfrutar de ellos debes tener instalado alguno de los siguientes programas
free player media_player.gif quick_time4.gif